Inicio

Antecedentes Históricos
.........................................................
Fortalezas
.........................................................
Localización
.........................................................
Clima
.........................................................
 Plan de ordenamiento
.........................................................
Decreto de ANP
.........................................................
Plan de Manejo
.........................................................
Reglamento
.........................................................
Administración
.........................................................
Registro del SINAP
.........................................................
Sitios de interés
.........................................................
Traza tu ruta
.........................................................
Flora y Fauna
.........................................................
Galería
.........................................................

 

FLORA Y FAUNA

La gran riqueza de los recursos naturales de Tamaulipas constituidos por bosques, planicies, montañas, humedales y hábitats marinos; estos recursos biológicos manifestación física de la gran diversidad biológica del estado por su estratégica ubicación geográfica que confluye en tres regiones fisiográficas: la Planicie Costera Nororiental, la Sierra Madre Oriental y la Altiplanicie Mexicana con la existencia de una gran variedad de ecosistemas y una alta riqueza en flora y fauna.

La diversidad de la flora tamaulipeca, a lo largo de su territorio y dentro de sus diferentes zonas biogeográficas, es abundante y muy relevante; por señalar algún ejemplo, vale la pena mencionar que con respecto a las plantas superiores, existen aproximadamente 22,000 especies en el país, de las cuales Tamaulipas tiene un poco más de 5,000. Dentro de esta gran riqueza vegetal, existe una cantidad considerable de especies clasificadas como endémicas, amenazadas y en peligro de extinción.

En cuanto a la diversidad faunística del estado, más de 110 especies de mamíferos han sido reportadas, más de 400 especies de aves, más de 90 de reptiles y 40 de anfibios. Conservar esta importante diversidad faunística, no sólo tiene relieves biológicos, sino que también tiene un potencial histórico cultural y económico para el ser humano. De esta gran variedad faunística, existen especies clasificadas a nivel mundial como amenazadas, tal es el caso del oso negro, ocelote y murciélago mexicano de nariz larga; en peligro de extinción como el leoncillo, jaguar, peluda y castor; con protección especial, el puma y el gato cola rabona; y raras como el temazate.
En el estado existen importantes áreas naturales cuya manifestación más importante es la Reserva de la Biosfera "El Cielo", misma que se considera, después de la cuenca del Amazonas en Brasil, probablemente la zona de mayor biodiversidad del continente Americano, además de haber sido declarada patrimonio universal por la Organización de las Naciones Unidas a través de la UNESCO.

Las características propias de esta Reserva son dadas principalmente por el gradiente altitudinal, se cuenta con la presencia de cuatro tipos principales de comunidades vegetales que son: en la parte más baja, el bosque tropical subcaducifolio; en la parte media, el bosque mesófilo de montaña, y en las partes más elevadas los bosques de Quercus y Pinus. En la ladera de sotavento, el matorral y chaparral xerófilo.

Como consecuencia de la diversidad de climas y ambientes existentes en la región, su fauna es muy diversificada, existiendo especies de diferentes afinidades biogeográficas y algunas en peligro de extinción. La Reserva se encuentra situada, además, en una de las principales rutas de migración ornitofaunística.

Es importante señalar la presencia de formaciones cavernosas donde se encuentra una gran riqueza de vertebrados e invertebrados cuyo único hábitat son las cuevas. Esta agrupación de ecosistemas vegetales y su riqueza florística y faunística hacen de la Reserva de la Biósfera "El Cielo" una zona apropiada para cumplir con los objetivos de conservación